Fabricamos mesas de luz, y tú ¿qué haces?

Iniciamos desde el IES Miguel Catalán una nueva andadura en el Aprendizaje-Servicio (APS) a través de la formación profesional. Alumnado de 1º de Formación Profesional Básica de Instalaciones Electrotécnicas y Mecánica idea, diseña y construye mesas de luz dirigidas a públicos muy diferentes de la localidad de Coslada: niños y niñas de primera infancia (Escuela Infantil Diamela) y personas con discapacidad intelectual (Fundación ANDE, residencia de Coslada).

¿Por qué una mesa de luz? Porque se trata de un elemento que permite conectar los contenidos curriculares relacionados con los módulos profesionales operaciones básicas de fabricación, carpintería de aluminio e instalaciones eléctricas, con el servicio solidario que se pretende ofrecer a la comunidad en distintos ámbitos.

Las mesas de luz ofrecen experiencia educativa rica y estimulante que invita a su usuario a la exploración y al descubrimiento, potenciando la creatividad y reforzando los cimientos del aprendizaje. Son una excelente fuente de información multisensorial. Se trata de un maravilloso recurso para niños de edades comprendidas desde los 18 meses a 2 años que, a través del juego libre, potenciarán su capacidad innata de descubrir el mundo que les rodea (enfoque pedagógico Reggio Emilia). Así, como para personas que, en función de sus circunstancias personales, requieren de una atención individualizada a la hora de integrarse con el entorno.

Seguiremos informando sobre el desarrollo de este nuevo proyecto a lo largo del 2020, de cómo el resultado del trabajo de nuestros alumnos de formación profesional básica ha servido para mejorar la calidad de vida en la comunidad de Coslada, a la vez que fortalecen su compromiso cívico y social. Las prácticas de Aprendizaje-Servicio como herramienta de éxito educativo.

Share: