PFERD. MECANIZADO POR ABRASIÓN.

Existen tres tipos de mecanizado: por conformado (sin arranque de material), por arranque de viruta (arranque material sobrante) y por abrasión (desprendimiento de partículas muy pequeñas ocasionadas por erosión y desgaste).

Los tipos de mecanizado por abrasión más habituales son el rectificado, bruñido, pulido y el lapeado. La abrasión ofrece dos ventajas principales al mecanizado, posibilita mecanizar piezas de elevada dureza y mejora el acabado superficial de las piezas, hasta 10 veces superiores a las obtenidas por las máquinas herramientas convencionales. Su principal desventaja, es el incremento de los tiempos de producción. La elección del abrasivo dependerá de material a mecanizar, tipo de pieza y herramienta o máquina y pueden ser naturales (arenisca, diamante) o artificiales (alúmina cristalizada, nitruro de boro cúbico)

PFERD es una empresa líder en desarrollo, fabricación y asesoramiento de soluciones de herramientas tanto para el tratamiento de superficies como para el corte de materiales, con más de 200 años de experiencia en el mecanizado. Además de innovadoras herramientas de alto rendimiento, capaces de conseguir un resultado perfecto en el menor tiempo posible, ahorrando energía y generando un menor número de residuos, la marca dispone de equipos de protección individual para maximizar la seguridad en el uso de las herramientas manuales.

Como actividad extraordinaria antes de las vacaciones de Semana Santa, el grupo de 1º del ciclo formativo de grado superior de Mecatrónica Industrial en modalidad presencial, ha recibido una Masterclass por parte de un especialista en herramientas PFERD en las instalaciones de nuestro centro formación práctica y conocimientos sobre el mundo del rectificado y el corte.

 

Share: